5 consejos para recuperar después del entrenamiento

Sabemos lo cansado que puedes acabar después una jornada de duro entrenamiento en tu gimnasio. Si además le añades a tu rutina de entrenamiento alguna clase colectiva como HIIT o Zumba, tu cuerpo te va a pedir un buen descanso. Da igual lo bien que estés físicamente, un esfuerzo de semejante magnitud acaba repercutiendo en tu cuerpo, porque acabas literalmente molido. Precisamente por eso queremos conozcas algunos trucos para acelerar tu recuperación después de un ejercicio que ha requerido de una alta intensidad.

1.- Estiramientos

Al igual que calientas tus músculos antes de ponerte a hacer deporte, también debes enfriarlos para que recuperen su temperatura y tono convencional. Después de haber realizado tu entrenamiento dedica 10-15 minutos a estirar, especialmente aquellos músculos que hayas trabajado o que los notes cargados.

2.- Una ducha fria

Después de los estiramientos llega el momento de la ducha. Es muy recomendable que te pegues un agua fresquita (o lo más fresquita posible, ¡sabemos que con el frío no apetece ducharnos con agua helada!). El efecto frío devuelve a tu cuerpo su temperatura inicial e incluso reduce las inflamaciones de posibles micro lesiones o traumatismos.

3.- Bebidas recuperadoras

¡Olvídate de las bebidas con gas o con mucho azúcar! Después de entrenar tu cuerpo te pide bebidas con muchas sales minerales para poder reponerse. Las bebidas isotónicas son tu mejor aliado y, por supuesto, beber mucha agua durante y después de tu entrenamiento.

4.- Descanso activo

El ejercicio produce ácido láctico, un componente relacionado con la fatiga muscular. El ácido láctico se elimina realizando descanso activo. Así pues, un rodaje suave en bicicleta o incluso a pie, es la mejor opción unas horas después del notable esfuerzo. Duerme 8-9 horas y haz una sesión suave de elíptica al día siguiente, de tal forma que vuelvas a activar la musculatura de forma gradual y poco agresiva.

5.-Masaje

Como último recurso, pero no por ello menos importante, también deberías contemplar la posibilidad de acudir a tu fisio para que te haga un masaje de descarga, con el que mejorará tu bienestar y favorecerá la circulación. Una visita a los profesionales de la salud muscular te resultará de lo más útil para para descartar cualquier posible lesión y combatir las sobrecargas cuando vuelvas a los entrenamientos habituales.

¡Sigue estos pasos que te proponemos y siéntete mejor después de tus entrenamientos!

Deja un comentario